EL RINCON DE LAS VIOLETAS

Temas paranormales y metafìsicos, entretenimiento,etc



[ +/- ] [ Fecha actual Lun May 28, 2018 1:24 am ]
 Banner Top
Home of phpBB3 Portal XL 5.0

Home of phpBB3 Portal XL 5.0


Nuevo tema Responder al tema  [ 614 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 27, 28, 29, 30, 31
Autor Mensaje
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar Abr 10, 2018 3:21 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Consejos de María Montessori para educar niños autónomos e independientes

Cómo lograr que nuestros hijos adquieran hábitos de autonomía


En 1907, María Montessori creó la “Casa del Bambini” para romper con los esquemas tradicionales de la escuela. En ella comenzó a desarrollar un método educativo donde se mira al niño desde un todo integral, y se ayuda al pequeño a alcanzar su potencial como ser humano.

La escuela Montessori tiene como propósito que el niño esté seguro de sí mismo y sea independiente. ¿Cómo lograrlo? Sigue estos consejos de María Montessori para educar niños autónomos e independientes.

Consejos Montessori para educar niños autónomos


Imagen

- Movimiento y cognición: el movimiento y las sensaciones se relacionan con el proceso del pensamiento y el desarrollo del conocimiento en los niños.

- Libre elección: el desarrollo del niño se entiende como un proceso a través del cual el niño es capaz de ser independiente en su entorno. La educación Montessori marca límites definidos dentro de los cuales los niños pueden ejercer la libre elección y tomar sus propias decisiones, por ejemplo los niños eligen con qué material quieren trabajar.




- Interés: Un niño aprende mejor en contextos que sean interesantes para él, ya sea de preferencias personales o creadas por el entorno.

- La recompensa es interna: Según María Montessori, las recompensas externas son disruptivas a la concentración del niño. Los períodos de concentración intensa y sostenida son centrales en la educación Montessori. La repetición de una actividad una y otra vez en los niños de preescolar les permite un alto grado de concentración que es fundamental en su desarrollo.

- Aprendizaje en contexto: en el aula Montessori los niños, en lugar de aprender de lo que dicen la maestra y los libros de texto, aprenden haciendo cosas, manipulando objetos e interactuando con el medio. Es un aprendizaje activo y que toma como punto de partida el contexto en el que crece y se desarrolla el niño.

- El rol del adulto: el maestro Montessori es un guía, un observador, un facilitador.

- El ambiente y la mente: el aula Montessori es un ambiente muy organizado, física y conceptualmente). El aula se divide en áreas temáticas dentro de las cuales se exhiben los materiales de trabajo siguiendo un orden de complejidad. En el aula existe un solo ejemplar de cada material.

Cómo educar a niños independientes y autónomos

Desde la escuela Montessori no se trata de dejar hacer lo que el niño quiera. No es tan simple. Los adultos han de ser los guías y los que hacen descubrir a los pequeños de lo que son capaces.

Lo que se busca es que dentro de las posibilidades del niño (cada uno tiene sus propios ritmos y necesidades) y de su edad, el pequeño aprenda a ser responsable e independiente y que asuma la autonomía y las obligaciones que le corresponden

No es un reto fácil y para conseguirlo podemos seguir algunos consejos:

En el periodo que va desde los 2 a los 8 años cuando los adultos debemos ayudar a los niños a asentar su autoestima y que sean independientes. Para ello, será esencial aportarle refuerzos positivos ya que les harán crecer seguros y en felicidad. Además estará de más forzar sus acciones y la supervisión que hagan los padres será discreta y afectuosa.

- Cuando el niño tiene entre 2 y 3 años. Según María Montessori existen unos periodos sensibles donde los niños adquieren el mayor potencial de aprendizaje ya que son más receptivos. En este periodo empiezan a comunicarse, a querer descubrirlo todo de su mundo. Es un momento ideal para ofrecerle sus primeras responsabilidades siendo supervisados. Por ejemplo, hacerles partícipes de las tareas de casa, vestirse solos, guardar sus juguetes, que tenga cuidado de no romper las cosas, etc.

- Cuando el niño tiene entre 4 y 6 años. En este periodo será ideal que el mobiliario de casa se adapte a ellos y no al revés. El niño adquiere muchas posibilidades de movimiento. Es decir, puede y debe moverse con libertad. El niño debe ser capaz de desenvolverse en las actividades cotidianas como cepillarse los dientes, prepararse el desayuno, etc. El niño debe sentirse partícipe, útil y seguro de que puede hacer muchas cosas y que las hace bien.

- Cuando el niño tiene entre 7 y 8 años. En esta etapa el niño puede hacer ya muchas cosas. Sin embargo, creerá que puede hacer más de lo que los adultos le podemos permitir. Será completamente responsable de sus cosas y debe demostrar que se puede confiar en él. Cuanta más confianza se gane, más independencia tendrá.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar Abr 17, 2018 4:13 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Los 3 tipos de violencia psicológica que destruyen a los niños

Los tipos de violencia psicológica que más afectan a los niños


Se habla mucho del cachete, y de lo dañino que puede llegar a ser en la educación de los niños. La violencia física hace daño, y no resuelve nada. Pero... ¿y la otra violencia? Si, esa violencia que se llega de forma casi imperceptible y anida y se expande de forma silenciosa en nuestros hijos. Esa violencia terriblemente cruel y destructiva, que llega a través de los gritos, de la humillación o de la indiferencia. Es la violencia psicológica.

Estos son los 3 tipos de violencia psicológica que destruyen a los niños, una violencia silenciosa y terriblemente cruel. Aprende a controlarte y para no utilizarla nunca con tus hijos.

Estos son los 3 tipos de violencia psicológica que destruyen a los niños poco a poco


Imagen


De entre todos los daños que se pueden causar a una persona, probablemente los más dolorosos y destructivos son aquellos que no se ven. Los que van formándose poco a poco, los que van creciendo como una espiral y se alimentan de detalles, momentos, heridas que en un principio parecen efímeras y que terminan dejando una cicatriz irreparable. De entre todas las violencias posibles, la violencia psicológica es tal vez la más dañina. Destruye la autoestima de la persona, su integridad. Destruye a la persona.

Por desgracia, los niños no se libran de este tipo de violencia, que puede llegar desde su propio entorno o desde un entorno externo, como es el caso del bullying, cuando se da en el colegio.




Aquí tienes los 3 tipos de violencia psicológica más destructivas para los niños:

1. La humillación. Cuando alguien humilla a un niño delante de otros (o en privado), bombardea su autoestima de tal forma, que el niño se siente realmente miserable. La humillación, cuando se hace además de forma reiterada, puede anular por completo la autoestima del niño. Pero, ¿sabes cómo se ejerce la humillación? Mediante la crítica constante, los insultos, las acusaciones falsas o inventadas, los comentarios despectivos... Es la violencia favorita de los niños que ejercen bullying sobre otro. Basan sus ataques en la humillación, en los comentarios despectivos en público. Buscan aniquilar la autoestima de su víctima. Si quieres evitar que tu hijo se sienta terriblemente humillado:

- Piensa muy bien antes de acusarle de algo, asegúrate de que eres justo en tu acusación.

- No hagas comentarios despectivos sobre él.

- No le compares con otros.

- No le critiques constantemente por algo que no hace bien.

2. El lavado de cerebro. Suena duro. Seguramente te venga a la cabeza el 'modus operandi' de las sectas y los partidos totalitarios. Pero el lavado de cerebro no es exclusivo de grupos políticos o religiosos. Se puede dar entre los niños en su propia casa. Se da en los casos en los que los propios padres del niño (o puede ser otro adulto) pone en duda la salud psicológica del pequeño. Son los adultos los que piensan que el niño tiene un problema mental o de comportamiento, aunque no sea cierto, y le tratan como tal. Lo que consiguen en este caso es generar ansiedad y confusión en el niño. Padres, por ejemplo, que piensan que su hijo es hiperactivo cuando no lo es, y le tratan como tal, cuando su hijo solo es nervioso. Consiguen que él mismo termine creyendo que tiene ese problema.

3. El aislamiento. La fase más extrema de la sobreprotección pasa por el control absoluto del niño. Son padres que escogen qué puede y no hacer su hijo en todo momento. Cuándo puede ver a sus amigos y cuándo no puede verles, cuándo puede ver a sus familiares. Tienden a prohibir a sus hijos el contacto con otros niños e incluso con su familia. De esta forma, el niño depende en exclusiva de sus padres. Con esto, los padres anulan la autonomía y libertad del niño y le 'encierran' en su hogar, creando para él un mundo paralelo al de la realidad.

Estos son sin duda casos extremos de violencia psicológica, pero existen muchos otros. No olvidemos lo destructivo que puede ser un grito, o como una palabra o una simple mirada pueden hacer mucho más daño que una bofetada. Cuidemos las palabras, nuestros gestos, nuestros momentos de ira. Cuidemos nuestros impulsos porque las heridas curan, pero la cicatriz permanece.

Algunas formas de violencia psicológica cotidiana hacia los niños

Muchas veces, la violencia psicológica se ejerce por los padres de forma sutil, casi imperceptible. Ellos no son conscientes del daño que están provocando en sus hijos. Aquí tienes algunos ejemplos muy comunes de violencia psicológica de los padres hacia los hijos:

1. Cuando un padre o una madre prefiere seguir viendo la televisión o jugando con su movil antes de atender al bebé que llora.

2. No dar ninguna importancia al problema de su hijo. Utilizar frases recurrentes como: 'No me distraigas con tonterías, eso no tiene ninguna importancia'.

3. Comparaciones constantes con hermanos y familiares. 'A ver si sacas buenas notas, como tu hermano'... '¿Por qué no puedes portarte bien, como tu primo?'.

4. Cuando un padre o una madre acusa constantemente a un hijo de algo (aunque no lo haya hecho), porque 'suele ser él'...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar Abr 17, 2018 4:17 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
El mágico poder de jugar con los hijos

Las maravillosas consecuencias de jugar con los hijos


La mayoría de padres se ven obligados a conciliar vida laboral con el cuidado de los hijos. No es una tarea sencilla, cierto. Los hijos necesitan mucha atención, mucho tiempo, tiempo que a menudo los padres apenas tienen.

Sin embargo, es importante dedicar a los niños el poco tiempo que nos queda. Y dedicárselo al juego. Sí, al juego. Descubre el tremendo poder de jugar con los hijos. ¡Te sorprenderá!

Las excusas de los padres para no jugar con los hijos

Imagen

Nada, absolutamente ningún psicólogo, ninguna intervención, ninguna recomendación, ningún consejo, es más efectivo que el de:

- “Dedica un tiempo diario a jugar con tus hijos”




Todos los padres parecemos ser conscientes de los beneficios de jugar con ellos, sin embargo, tenemos mil excusas para no hacerlo de forma consistente; aquí algunas de las cosas que nos decimos:

- “No me da tiempo”: Es verdad que los padres de hoy nos encontramos siempre corriendo y saltando de una actividad a otra; sin embargo, la buena noticia es que con solo 10 o 15 min de juego “verdaderamente compartido” es suficiente.

- “Mi hijo o mis hijos se entretienen y juegan muy bien solos”: Cierto que pueden pasarla maravillosamente a su aire, pero si preguntas a cualquier niño, siempre responderá que le entusiasma muchísimo más que sus padres jueguen con él.

- “Solo le interesan los videojuegos, la tablet y la computadora”: Efectivamente hay niños que están muy absortos con todo lo que sea tecnología; muchos de ellos porque tristemente no conocen muchas otras opciones. Dales la oportunidad de disfrutar un rato de juegos diferente y si insisten en los videojuegos, apréndelos y juega un rato con ellos eso que tanto les gusta, después, seguro les convences de probar con tus ideas.

- “¡No sé cómo!”: Hay papás que no saben por dónde empezar y les cuesta iniciar la interacción. La mejor parte es que en este momento puedes dejarte llevar enteramente por tu hijo, solo preguntándole ‘¿a qué jugamos? verás que fácil.

Descubre el mágico poder de jugar con los hijos

La mayoría de padres son conscientes de los beneficios que el juego tiene para los niños. Pero, ¿conocen los beneficios que tiene jugar con ellos para los dos? A continuación, algunas de las maravillosas consecuencias que enfrentarás si logras destinar un tiempo diario a jugar con tu hijo:

1. Se fortalecen los lazos afectivos: Entre más tiempo de calidad y juego dediquemos a nuestros pequeños, nuestra relación con ellos será más íntima y más fuerte.

2. Forma de conocerle mejor: Durante los juegos podrás escuchar a tu hijo expresar gustos, emociones, sentimientos y pensamientos de una forma muy sutil y natural, que quizá de otra manera te perderías. Podrás descubrir si hay temas que le asustan o le preocupan, ya que en el juego pueden expresarlo de forma indirecta y más natural. Nosotros, los psicólogos, es así como logramos muchas veces detectar lo que sucede con los niños.

3. Conocer sus habilidades sociales y ayudarle a desarrollarlas: Jugar con tu hijo te permitirá conocer cómo se comporta a nivel social, modelarle a través de tu ejemplo y desarrollar en él habilidades que le permitan desenvolverse mejor.

4. Fomentar valores: Jugando podemos modelar y enseñar a nuestros hijos valores tales como la empatía, la honestidad, la tolerancia, la sensibilidad al otro, la flexibilidad, etc.

5. Desarrollar la creatividad y la imaginación: Jugar te permite desarrollar en tus hijos y en ti mismo, aunque no lo creas, la imaginación y la creatividad.

6. Disfrutar de sus risas y de su alegría: ¿Existe algo más maravilloso que eso?

Algunas ideas para jugar con los hijos

A continuación, algunas ideas de a qué jugar con tus hijos:

- Juegos al aire libre: Ya sea que se trate de una salida al campo, del jardín de casa o de la calle de enfrente, los juegos al aire libre pueden ser de lo más divertido y además, realizar actividad física a todos les caerá bien.

- Juegos simbólicos: Aquí se trata de inventar e imaginar escenarios y situaciones, ¡no hay límites! Tu hijo seguro será un buen maestro. Jugar a la casita, a la escuela, montar un campamento en la sala o una fiesta de no cumpleaños con invitados imaginarios, dar un gran concierto o convertirse en superhéroes.

- Juegos de mesa: Son maravillosos para reunir a toda la familia, reír a carcajadas y modelar algunas habilidades sociales como seguir las reglas del juego, respetar turnos, etc.

- Rompecabezas y manualidades: Armar juntos rompecabezas o hacer manualidades representa un tiempo maravilloso de charla relajada invaluable.

- Los clásicos: Hay juegos que nunca pierden su encanto y que sobreviven al paso del tiempo siendo verdaderamente divertidos y disfrutados por los niños siempre: Luchitas, cosquillas, almohadazos, escondidas, atrapadas, etc.

¿A ti qué te gustaba jugar?: Puedes enseñarles los juegos que te gustaban de pequeño y compartirlos con ellos, seguro la pasarán fenomenal.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar Abr 24, 2018 1:57 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Imagen


Cuentos infantiles de origen sueco: La mejor manera de que tus hijos aprendan sobre el país nórdico

Este país ha dado personajes infantiles tan famosos por Pipi Calzaslargas, aunque son muchos más los que han salido de escritores suecos, hasta el punto de que sólo en 2015 se publicaron más de 400 libros destinados al público infantil


a hora de contar cuentos es un momento que a los más pequeños de la casa les encanta, porque están deseando escuchar las aventuras del protagonista y comenzar a imaginarse que son ellos mismos. Y además de eso, a ti como padre puede permitirte enseñarles diferentes valores y conocer otras culturas, y por supuesto inculcarles el amor por la literatura.


Dentro de las más conocidas en cuentos infantiles está la sueca, que tiene un gran número de títulos infantiles desde siempre. Quizá la autora sueca más conocida es Elsa Beskow con grandes títulos clásicos como ‘La oveja de Pablito’, ‘Los niños del bosque’ o ‘Las aventuras de Bellota, Avellanita y Castañita’.

Pero, sin duda alguna, el personaje de historias infantiles sueco por excelencia que llenó varios libros, se llevó al cine y también a serie de televisión fue la famosa Pippi Lângstrump, que fue creada por Astrid Lindgren en 1945. Algunos autores suecos conocidos también son Sven Nordwvist, Tove Jansson, Ulf Stark o Selma Lagerlof. Solo en el año 2015 se publicaron 442 libros para niños en sueco, de los que 243 se tradujeron a otros idiomas.

Imagen

Los mejores relatos para tus hijos

Si te apetece leer a tus hijos cuentos que tengan origen sueco, presta atención a estos que te dejamos ahora y que son muy divertidos:
•'Una bruja en casa', de Ulf Stark: La historia de este cuento tan simpático es de la niñera que contratan los papás de María porque no puede ir al colegio debido a su tos. Se trata de una bruja que cuando se sienta con ella para ver las fotos familiares, un aire muy frío entra y le pone los pelos de punta.
•'El pastel de crépes', de Sven Nordqvist: El protagonista de este cuento es el gato Findus, que celebra su cumpleaños y que va a tener un pastel de crépes que hace el granjero Pettson. La historia se complica cuando no están todos los ingredientes que necesitan.
•'Mío, mi pequeño Mío', de Astrid Lindgren: Narra la historia de Bo, un niño huérfano que está viviendo con sus tíos. Bo salva a un genio que está encerrado en una botella y éste se lleva al niño al País de la Lejanía, convirtiéndose en Mío, el hijo del Rey. Le dan como misión vencer al malvado caballero Kato.
•'La familia Mumin en invierno', de Tove Jansson: Uno de los libros donde la familia Mimin es la protagonista. En esta ocasión se disponen a hibernar, pero el pequeño Mimintroll se despierta y se encuentra solo. Sale al exterior y descubre la nieve, además de conocer a nuevos amigos.
•'El maravilloso viaje de Nils Holgersson', de Selma Lagerlöf: El niño Nils es convertido en duende por su mal comportamiento. Para romper el hechizo tiene que ir con una bandada de gatos que van recorriendo Suecia y donde pasará muchas aventuras.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar Abr 24, 2018 2:02 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Por qué algunos niños llaman la atención de sus padres constantemente

Qué hacer cuando los niños llaman nuestra atención de forma insistente


Es normal que los niños cuando son pequeños, necesiten nuestra atención y nos reclamen frecuentemente. Nos reclaman para que les ayudemos, para enseñarnos sus logros, para que juguemos con ellos... Saber que estamos ahí les ayuda a desarrollarse y a ganar seguridad en sí mismos. Pero, ¿por qué algunos niños llaman la atención de sus padres constantemente?

Cuando los niños llaman la atención de los padres constantemente


Imagen


Cuando nuestro hijo reclama nuestra atención, generalmente lo hace porque necesita que de un modo u otro, aprobemos lo que está haciendo. Nos muestran sus logros, sus trabajos, sus inventos, y es importante que les hagamos caso, ya que les demuestro que me importan, que confío en ellos y les aporta seguridad para crecer y desarrollarse.

Hay momentos en el desarrollo infantil, en los que los niños no saben esperar y cuando reclaman mi atención, necesitan que sea ya, sin demora. En estos momentos es importante saber poner el límite a los niños. Si siempre les atendemos inmediatamente, para todo y sin demora , es posible que en un momento dado, el niño no es que llame mi atención, sino que la exige.

Poner un límite no es ignorar a los niños, es enseñarles cómo y de qué manera voy a atenderle. Cómo decíamos antes, hay un momento en el desarrollo de los niños, que no entienden "el tiempo", para ellos el momento es ya, es ahora. Y si han hecho un dibujo y me lo quieren enseñar, quieren que lo vea ya y ya es en este preciso instante. Es importante atender al niño, pero igual de importante es enseñarles a esperar.




El problema de las llamadas de atención viene cuando estas se producen de manera desmesurada, y con conductas "poco adecuadas", (pataletas, enfados, problemas de sueño, etc...)

Por qué llaman la atención los niños

Son muchos los motivos que pueden hacer que un niño llame la atención:

- Cambios importantes en su vida, que conllevan en ocasiones cambios emocionales, como un cambio de vivienda, ingresar en el colegio, una ruptura familiar, la llegada de un hermanito... Si el motivo es algún cambio en el entorno, (un cambio de residencia, la separación de los padres, a llegada de un hermanito), la inseguridad que pueden generar esos cambios, hacen que el niño llame más nuestra atención. En estas ocasiones lo importante es prestar atención no tanto a las conductas del niño, si no a la causa que las origina. Hablar con ellos, que nos cuenten lo que les preocupa, proporcionales las explicaciones e información que nos reclaman con sus "llamadas de atención".

- Problemas con algún niño del colegio o algún amigo.

- Niños inseguros o excesivamente dependientes. La falta de seguridad en sí mismos hace que necesiten constantemente la supervisión o aprobación del adulto.

- Necesidad de ser el centro único de atención: Cuando el motivo de llamar nuestra atención es cubrir una necesidad de ser el centro único y exclusivo de nuestras miradas, y nuestro tiempo, es importante enseñar al niño cómo y de qué manera vamos a atenderle y hacerle caso, para evitar que se "porten mal" para que estemos pendientes de él, ( es decir, poner límites a sus conductas). Hay que enseñarles a esperar, a saber qué conductas voy a atender y cuáles no, y demostrarles que les presto atención y me preocupo, pero sin necesidad de estar encima de ellos.

Depende de cómo se produzcan estas llamadas de atención habrá que actuar de una manera o de otra. Dependiendo del origen, habrá que actuar de una manera o de otra.

En general, que los niños llamen nuestra atención es normal en su desarrollo, pero depende de cómo se produzcan estas llamadas de atención nos pueden indicar que algo no va del todo bien, ya sea por unas pautas educativas poco adecuadas o por un problema emocional en el niño.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar Abr 24, 2018 2:08 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
8 síntomas de problemas emocionales en los niños

Cómo saber si mi hijo sufre algún tipo de problema emocional


Para poder detectar problemas a nivel emocional en niños y niñas es importante trabajar mucho la observación. A menudo, un cambio de comportamiento en un niño puede estar desencadenado por algún tipo de problema emocional.

Te explicamos cuáles son los principales síntomas de problemas emocionales en los niños, qué señales deben ponerte en alerta y cómo saber qué hacer en caso de detectar alguno de estos problemas.

Los principales 8 síntomas de problemas emocionales en los niños


Imagen


Si observas a tu hijo, seguramente serás capaz de darte cuenta de algún tipo de cambio de comportamiento. Las señales más claras de que algo no marcha bien y de que además tiene que ver con algún trastorno emocional, son las siguientes, y están relacionadas en la mayoría de los casos con cambios a nivel conductual:

1. Cambios de humor. De pronto notas que tu hijo tiene cambios de humor bruscos o repentinos. En un mismo día puede estar eufórico o enfadado, feliz o triste.




2. Más hostilidad. Tu hijo se muestra más arisco, más hostil. No acepta bromas, se muestra más sensible y todo parece molestarle.

3. Pasotismo. Tu hijo, que antes mostraba pasión por determinadas actividades propuestas, de pronto parece perder la ilusión, y muestra un gran pasotismo ante todo.

4. Desinterés. Pérdida de interés por actividades que antes le interesaban.

5. Violencia. Tu hijo de pronto se muestra más rebelde, e incluso agresivo. Contesta con algún grito, no es capaz de controlar la ira.

6. Llamadas de atención. Cuando su comportamiento cambia y los profesores comienzan a llamarte la atención, es porque está pidiendo ayuda. Sufre un 'desbarajuste' emocional y no es capaz de controlar sus impulsos. De ahí que lance pequeñas 'llamadas de atención'.

7. Cambios de apetito. La relación con la comida es un indicador de cómo está tu hijo a nivel emocional. Si cambia su alimentación, si de pronto come con ansiedad o por el contrario rechaza la comida o muestra una pérdida de apetito, es un síntoma de que algo le perturba a nivel emocional.

8. Cambios en los hábitos del sueño. De pronto tu hijo tiene más ojeras, bosteza con mucha frecuencia, le cuesta dormir, sufre de insomnio o tiene más pesadillas.

La importancia de la comunicación entre padres y colegio para ayudar al niño con problemas emocionales

Es muy importante que tanto en casa como en el colegio, padres y docentes estén atentos a cualquier cambio que pueda indicar algún problema emocional en el niño. Estos síntomas sirven de alerta. Hay muchas posibles causas externas que hacen que un niño tenga problemas emocionales:

- Un cambio en el hogar (La llegada de un hermanito, la separación de los padres...).

- Una mudanza.

- Un fallecimiento de un familiar.

- Un cambio de colegio.

- Una familia desestructurada.

Es importante que exista una buena comunicación entre el hogar y el colegio porque si los docentes saben que el niño está pasando por un cambio que puede afectarle a nivel emocional, podrán estar más pendientes y actuar en el momento en el que consideren que necesita ayuda.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 01, 2018 4:14 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
El error de reprimir las emociones de nuestros hijos

Cómo ayudar a nuestros hijos a exteriorizar sus emociones pero de forma equilibrada


Como padres muchas veces tendemos a reprimir a nuestros hijos cuando se muestran extremos en demostrar una emoción: tristeza (si lloran desconsoladamente por algo que nosotros pensamos no tiene importancia), enojo (si gritan o hacen un berrinche), miedo (siempre tratamos de explicarles que es ilógico que lo sientan ante ciertas circunstancias) y hasta felicidad (si es que sus gritos o efusividad son exagerados)...

Así casi sin darnos cuenta, pensando que les estamos haciendo un bien, los vamos enseñando que este tema de demostrar abiertamente las emociones no es aceptable. Te explicamos por qué debes evitar el error de reprimir las emociones de nuestros hijos.

4 efectos negativos del error de reprimir las emociones de nuetsros hijos


Imagen


Los efectos de reprimir continuamente a nuestros hijos cuando expresan sus emociones pueden incluir:

1. Retraimiento: Los niños pueden sentirse confundidos y crecer pensando que mostrar las emociones está mal, lo que les puede llevar a retraerse y a dejar de comunicar otras cosas importantes que viven, sienten o piensan.




2. Somatización: No expresar las emociones puede hacer que estas se manifiesten en forma de malestar físico como dolores de cabeza, de estómago, etc.

3. Ansiedad: Si los niños no logran expresar las emociones como el enojo, el miedo o la tristeza, esta puede transformarse en ansiedad que les lleve a comportamientos tales como morderse las uñas, rascarse, chupar objetos, problemas para dormir entre otras.

4. Inseguridad: Los niños que son muy sentimentales y continuamente son regañados o reprimidos en el tema de las emociones, pueden sentirse poco aceptados lo que les genera inseguridad y baja autoestima.

Sin embargo, en el tema de las emociones, es importante ayudar a nuestros hijos a mantener un equilibrio en su forma de reaccionar ante cada una de ellas; por ejemplo, los niños que lloran por todo pueden sufrir problemas y rechazo social por parte de sus compañeros al igual que aquellos que no saben manejar su enojo y muestran conductas muy extremas.

Es por ello que en vez de “reprimir” sus emociones, debemos ayudarles a “regularlas”.

Cómo ayudar a nuestros hijos a regular sus emociones

Es cierto que debemos dejar que nuestros hijos expresen sus emociones, pero al mismo tiempo podemos y debemos ayudarles a que esta expresión sea equilibrada. Apunta estos consejos para conseguirlo:

1. Modelarles con el ejemplo: De sobra está decir que la mejor forma de enseñarles algo a nuestros hijos, es a través de nuestro propio comportamiento. Por ejemplo: Si estamos enojados, podemos decir “me siento enojado porque no he tenido un buen día”, o “me siento muy triste porque recibí una mala noticia” …

2. Escucharlos cuando estén expresando lo que sienten y no descalificar su emoción: Es importante darles la oportunidad de expresar lo que sienten y no quitarle importancia, aunque nos parezca exagerado: “Entiendo que tengas miedo, cuéntame que sientes”; “llorar cuando uno se siente triste está bien”… entre más les permitamos hablar de lo que sienten, más fácilmente podrán regularlo; debemos escucharlos y preguntarles qué generó que se sintieran así. Esperemos a que se hayan desahogado para analizar la situación y darles consejos para sentirse mejor como, por ejemplo: “entiendo que sientas miedo a los fantasmas, a mí también me pasaba cuando era niño, después aprendí que no existen; quizá si abrazas a tu oso de peluche y piensas en algo que te guste mucho, puedas distraerte y soñar bonito”.

3. Ayudarlos a identificar la emoción que sienten: Los niños no siempre tienen claro qué emoción están sintiendo, en la medida que les escuchemos, podemos ayudarles a identificarlas y manejarlas:

- “Me parece que eso que sientes es tristeza por la forma que se comportó tu amigo contigo y quizá tu forma de demostrárselo fue golpearlo, que te parece si mañana tratas de hablarlo con él y le explicas”.

4. Aprovechar los cuentos y las películas para hablar de las emociones: Cuando leemos un cuento o vemos una película, podemos pedirle a nuestro hijo que determine qué emoción está sintiendo el protagonista, la razón de qué se sienta así, qué opina de la reacción que tuvo y si cree que hubiera podido hacer algo diferente.

5. Ayudarle a resolver situaciones: Después de platicar con nuestros hijos sobre la emoción que sintieron, podemos brindarles alternativas para sentirse mejor, por ejemplo: hacer una lista con cosas que les hagan sentirse bien y escoger alguna de ellas si se siente triste, darle ideas para resolver algún conflicto en el colegio, como escribir una nota de disculpa si se trató de un conflicto por enojo, hacer un dibujo de aquello que le causa miedo para después deshacerse de él, etc.

6. Manejo del enojo: Quizá una de las emociones que generan reacciones más intensas en los niños es el enojo y la frustración cuando no pueden obtener algo que desean y aparece el típico berrinche a todo pulmón. En este caso debemos mantener la calma, decirle que si quiere llorar está bien, pero eso no cambiará la situación y que cuando esté calmado podrán platicar.

Las emociones son parte de nuestra vida, ayudar a nuestros hijos a expresarlas, identificarlas y regularlas es nuestra misión, hagamos de ella una tarea de tiempo completo…


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 01, 2018 4:17 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
5 consejos para incentivar el esfuerzo en los niños

Consejos para inculcar el valor del esfuerzo en nuestro hijo


No importa la edad que tengan los niños, ellos necesitan elogio y aliento para sentirse bien consigo mismos y para que su autoestima y confianza aumente notablemente.

Para que los niños sientan cómo su esfuerzo está siendo recompensado necesitarán sentir un incentivo y así la motivación también aparecerá fácilmente. Este incentivo no tiene que ser algo material ni mucho menos, ya que los elogios y la buena voluntad son más que suficientes para fomentar el buen comportamiento.

Cómo incentivar el esfuerzo en los niños


Imagen


Los niños deben aprender a esforzarse en cualquier tarea, deben entender todo lo bueno que ofrece el esfuerzo, saborear los retos y entender el valor de la persistencia. Desafortunadamente muchos padres ven en sus hijos chicos y chicas que evitan el esfuerzo y que se quejan por cualquier cosa que hacen. Para evitar que los niños se quejen por lo que hacen, es necesario incentivar el esfuerzo, ¿cómo? Con los siguientes consejos:

1. Elogia el comportamiento. Cuando se elogia el comportamiento y se le dice a un niño lo que gusta de él podrá saber qué se espera exactamente de su actitud y además se sentirá bien consigo mismo. Será necesario elogiar de forma descriptiva, es decir, decirle lo que te gusta exactamente, por ejemplo: 'Me ha gustado mucho cómo has recogido tus juguetes al acabar de jugar'. De esta forma aumentará su autoestima y sabrá cuál es el buen comportamiento.




2. Dale el tiempo que necesita. Para que los niños resuelvan los problemas necesitan tiempo, no quieras que haga las cosas más rápido de lo que pueden sólo porque tú tienes prisa.

3. Ayúdale al principio. Nadie nace aprendido y los niños necesitan una guía en el aprendizaje para no sentirse frustrado ante las cosas. Cuando esté realizando alguna tarea es necesario que le ayudes al principio para saber qué debe realizar y que poco a poco vayas retirando tu ayuda y que así se dé cuenta de que es capaz de realizar las cosas por sí mismo.

4. No des órdenes, da sugerencias. Las sugerencias ayudarán a los niños a esforzarse, en cambio si sólo das órdenes sólo se resistirán a realizar la tarea. Es mejor también que en ocasiones des alternativas para que sean capaces de escoger la mejor opción para esforzarse. Por ejemplo, se le puede decir a un hijo algo como: '¿Necesitas ayuda para hacer los deberes o puedes hacerlos tú mismo?', y eso tendrá una mejor respuesta que si le dices 'Ponte a hacer los deberes ya o no juegas'.

5. Mantén unas expectativas razonables. Los niños de forma innata quieren complacer a sus padres, pero debes ser paciente y tener expectativas razonables que reflejen la capacidad real de los niños y quizá un poco más, pero no demasiado. Para que los pequeños se sientan motivados y se esfuercen deberán poder lograr lo que se les propone.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 08, 2018 4:19 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Diez pautas para enseñar a los niños a hacer las tareas de casa

Trucos para enseñar a los niños a colaborar en casa



Enseñar a los niños a hacer las tareas de casa es algo que trae de cabeza a padres y madres que desean que sus hijos participen más en los quehaceres domésticos del día a día. Para que esto no sea una batalla diaria cuando sean adolescentes lo mejor es ir inculcando el hábito cuando son pequeños y tienen ganas de imitar todo aquello que hacemos los mayores.

Recordemos que los niños pequeños están deseosos de participar en familia, de sentirse útiles y ser considerados parte de este equipo que formamos papá, mamá y hermanos mayores, en caso que los haya, ya sea poniendo la mesa o recogiendo sus platos.

Cómo enseñar a los niños a hacer las tareas de casa


Imagen



1- Sugerir, no imponer. Cuando los niños son pequeños, entre los 2-3 años, debemos sugerirles e invitarles a realizar estas pequeñas tareas. Si de repente obligamos a que se vistan solos o hagan su cama puede que provoquemos un rechazo inicial que suponga entrar en conflictos innecesarios. Es mejor darles la oportunidad de querer colaborar, de querer ser uno más, como el resto y estimular el interés en participar de su imagen, del orden de la casa, de la limpieza, de la higiene...

2- Asignar una pequeña lista de tareas diarias al niño en función de su edad y madurez. Las tareas nunca deben suponer un esfuerzo tan grande que provoque frustración o reste tiempo para realizar los deberes o jugar. En niños de entre 3-4 años podemos pedirles que se vistan, se pongan el pijama y dejen la ropa sucia en el cesto de la colada. A medida que crezcan iremos sumando responsabilidades progresivamente como por ejemplo poner y recoger la mesa, alimentar a sus mascotas, preparar la mochila escolar u ordenar su habitación.




3- Anotar las tareas ayuda a recordar. Tener anotadas las tareas que cada uno debe hacer ayuda a pequeños y mayores a recordar cuáles son sus responsabilidades. Es bueno tenerlas en un lugar visible para no olvidarnos de qué debemos hacer.

4- Acompañar y guiarles durante el proceso. Explicarles con un lenguaje positivo qué, cómo, cuándo y por qué deben realizar sus tareas. Las explicaciones deben ser breves y claras, sin largos discursos o sermones. Por ejemplo: “Cada mañana dejamos la cama hecha antes de ir al cole. La habitación queda más bonita y dormirás mejor de noche”

5- Ser modelos a seguir. Los niños pequeños aprenden básicamente por modelado, es decir por imitación de lo que ven hacer a los adultos, por tanto deben tener la oportunidad de observar cómo hacemos lo que les pedimos.

6- Recompensar el esfuerzo. No olvidemos la importancia del refuerzo positivo tras realizar una conducta para que ésta se vuelva a repetir. Las mejores recompensas son las inmateriales: un elogio, un beso, una pegatina o realizar una actividad juntos.

7- No hacer por ellos lo que ya pueden hacer solos. Siguiendo la línea de María Montessori cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el aprendizaje.

8- No esperar la perfección. Los niños pequeños tienen una motricidad limitada por lo que es normal que se les caigan las cosas, derramen el agua o no sepan estirar y doblar adecuadamente la ropa cuando hacen su cama.

9- Sin gritos ni malos modos. Los gritos nunca enseñan la conducta que deseamos que realicen nuestros hijos ni nos dan mayor autoridad. Los gritos paralizan y restan credibilidad. Si vamos a perder la paciencia lo mejor es dejar la tarea para otro momento de mayor serenidad y volver a empezar.

10- Paciencia infinita. Los padres debemos armarnos de paciencia infinita cuando estamos instaurando el hábito de realizar las tareas de casa. Paciencia porque sus tiempos son distintos a los nuestros, paciencia porque cualquier tarea requiere un tiempo para el aprendizaje y paciencia porque en ocasiones aparecerán las negativas y los conflictos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 08, 2018 4:22 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
La solidaridad. Educar en valores a los niños

Cómo enseñar a ser solidarios a los niños



¿Qué es la solidaridad? ¿Cuándo se dice que una persona es solidaria? ¿Cómo se puede educar a los niños para que sean solidarios? La solidaridad es un valor que se puede definir como la toma de conciencia de las necesidades de los demás y el deseo de contribuir y de colaborar para su satisfacción. Se trata de un valor que hay que fomentar tanto en la familia como en la escuela, así como en otros ámbitos.

10 consejos para enseñar la solidaridad a los niños


Imagen


Los niños no nacen solidarios, la solidaridad se enseña a los niños a través de muchas formas y en distintas situaciones del cotidiano. Sigue algunos consejos para enseñar a los niños a que sean solidarios:

1- La solidaridad debe ser enseñada y transmitida a los niños sobretodo a través del ejemplo. Los padres deben ejercitar la solidaridad entre ellos, con sus hijos, vecinos, amigos y otros familiares. Es el ejercicio que más fomenta la interiorización de los valores en los niños.

2- Es necesario que los padres enseñen a los niños a ponerse en el lugar del otro y eso puede empezar por ellos mismos. A partir de los 2 años de edad, los niños ya empiezan a tener más conciencia del otro, de conductas como el compartir, asistir, colaborar, ayudar, etc. Ese es un buen momento para empezar.




3- Ser solidario debe ser una regla como las demás normas de educación.

4- Es muy importante la comunicación entre padres e hijos. La comunicación fomenta la confianza de los niños a las enseñanzas y a la transmisión de valores de sus padres.

5- Es recomendable que los padres hablen a sus hijos de lo que está bien y mal, como también de lo que al otro le gustaría y qué podría hacer ellos para colaborar, para ayudar o cooperar.

6- Una educación permisiva o autoritaria no es un canal ideal para la transmisión de valores. Para promover valores pro-sociales como la solidaridad, es necesario que el niño reciba una educación más democrática, en un entorno afectivo y comunicativo positivos, que el niño tenga libertad para expresarse.

7- Comentar con los hijos algunas situaciones o acontecimientos que refuerzan la labor solidaria de alguna persona y lo que ella ha conseguido. Así, estarán promoviendo este valor tan importante.

8- En la escuela, se debe trabajar la empatía en los niños, es decir, el despertar de la preocupación por los demás. Que ayuden a los pequeños a llevar la mochila, que compartan material escolar a los que se haya olvidado y que se preocupen por algún compañero que esté enfermo…

9- La solidaridad es altruismo que se aprende y se afianza con la práctica y el ejercicio.

10- Se fomenta la solidaridad combatiendo gestos, actitudes y conductas egoístas, cómodas, intolerantes... en los niños.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 15, 2018 1:55 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Imagen


Este perro ayudará a tu hijo a leer mejor

El programa Perros y Letras está dirigido a niños con problemas de lenguaje, adaptación, dislexia incluso autismo o asperger. Consiste en utilizar la lectura como medio de terapia mientras el oyente, de cuatro patas, llama la atención cuando escucha errores de lectura.


ay perros que rescatan supervivientes de terromotos, aludes; perros guía que se convierten en los ojos de personas invidentes; otros ayudan a desactivar artefactos explosivos evitando una tragedia y los hay que acuden a las residencias de ancianos o centros hospitalarios para acompañar a los pacientes. La sola presencia de una mascota en casa ya es terapéutica porque nuestros peludos compañeros se entregan en cuerpo y alma.


Por si fuera poco, también hay perros que 'enseñan' a leer. O, al menos, sirven de apoyo a niños con necesidades educativas especiales. Lo hacen gracias al proyecto Perros y Letras, patrocinado por la empresa de alimentación Dingonatura. Se trata de un programa de ayuda a niños con problemas que forma parte del internacional R.E.A.D. de lectura con perros (Reading Education Assistance Dogs).

¿Me lees un cuento?

La terapia se realiza en centros escolares y en bibliotecas públicas y utiliza un innovador método en el que el niño lee un libro que escoge expresamente para el animal. La sesión se desarrolla en una alfombra especialmente destinada a la lectura y el perro se tumba en ella mientras el terapeuta invita al niño a leer y a explicar aquellas palabras que el perro no entiende. Éste está entrenado para realizar un movimiento, generalmente, mueve la pata, y notificar al joven lector que necesita que le expliquen mejor un concepto. El niño entonces relee o explica la palabra y el animal vuelve a realizar un movimiento de conformidad. La lectura se convierte así en un acto lúdico y divertido, donde todo discurre alrededor del animal, estimulando la motivación, concentración e imaginación del niño.

Su éxito radica en la conexión emocional que se establece entre ambos. "Cuando el niño y el perro se sitúan en la manta ocurre algo maravilloso. Da igual lo que suceda alrededor. El chaval está centrado en su lectura, en leerle al perro, y está convencido de que éste le está escuchando. Es un momento mágico", asegura Elena Domínguez, terapeuta y directora de Perros y Letras.


Imagen

¿A quién va dirigido?

Está dirigido a cualquier niño de tres años en adelante con problemas de lenguaje, comprensión, dislexia, aquellos con bajos recursos y cuyo segundo idioma es el español, con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) e, incluso, autismo o asperger. De hecho, "en estos casos se están obteniendo excelentes resultados", asegura la terapeuta.

Y es que los niños que participan en el programa disponen de un compañero-oyente, el perro, que no juzga, simplemente acompaña, con lo que ambos se relajan y el pequeño acaba disfrutando de la lectura.

¿Cómo son los perros 'escuchantes'?

Los perros del programa Perros y Letras "son animales muy equilibrados y estables, ya que se encontrarán en un espacio lleno de estímulos y necesitan estar concentrados en el trabajo que van a desarrollar", indica Elena Domínguez. No son perros especiales y pueden pertenecer a cualquier raza, excepto, en España, a aquellas clasificadas como potencialmente peligrosas, aunque en EE.UU, país donde nació el programa, sí se permiten. "Es importante además que les encante estar rodeados de gente y, en especial, niños. Es decir, no basta que los toleren, deben buscar su compañía y disfrutar de ella", añade.

Los animales no pertenecen a la asociación, son los propios del terapeuta, debidamente entrenados para esta misión. Y es que es esencial que el vínculo entre ambos sea muy estrecho. "No solo somos compañeros de vida, también de trabajo. Tenemos que conocernos muy bien", indica la directora del programa. Además, los terapeutas de cuatro patas pasan un riguroso examen cada dos años que incluye apartados como la obediencia y el vínculo entre animal y dueño para asegurar el éxito del proyecto.

La terapia está obteniendo muy buenos resultados y, sobre todo, ha sido muy bien aceptada por los niños que participan en ella. "Muchas madres me cuentan que sus hijos esperan con ilusión su sesión. Cuando saben que les va a tocar, se toman su tiempo para escoger sus libros favoritos y se preparan en casa para leer mejor. Incluso hay chavales que, tras la terapia, llegan a sus casas y repiten lo que han vivido con sus animales de compañía... ¡o con sus propios padres!", asegura la terapeuta.

Imagen

Cuidando del bienestar animal

Para el programa R.E.A.D el bienestar animal es fundamental, por eso, si un animal se siente incómodo en una sesión o no se encuentra en condiciones de llevarla a cabo, se busca a otro compañero para que desempeñe el mismo papel, ya que es esencial que esté en plenas facultades para ayudar a estos niños. Por ello, es esencial respetar sus tiempos de descanso y ocio así como cuidar de su salud a través de la alimentación y visitas periódicas al veterinario.

En palabras de Susana de Pedro, responsable de comunicación de Dingonatura, “es emocionante comprobar cómo el llamado mejor amigo del hombre es capaz de ayudar a un niño a superar sus dificultades y mejorar su capacidad de lectura juntos. Se trata de una labor tan loable que Dingonatura ha querido formar parte de este proyecto y que los perros protagonistas puedan disfrutar de una alimentación natural que les haga vivir muchos años y puedan seguir mejorando la vida de los más pequeños”.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 15, 2018 2:00 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Imagen


¿Por qué hay niños que se niegan a ir a un campamento de verano?

Cuando se aproximan las vacaciones, muchos padres deciden apuntar a sus hijos a un campamento. Sin embargo, algunos niños, lejos de parecerles un motivo de diversión, lo entienden como un castigo. La psicóloga Ana Herrero explica por qué sucede esto y qué se puede hacer para cambiar la percepción de los niños.


uando llega el verano, muchos padres no saben qué hacer con sus hijos. Durante el curso escolar es más fácil, pero en periodo de vacaciones esto puede convertirse en una odisea, sobre todo si los padres trabajan. Una de las opciones más comunes es apuntarles a un campamento. Sin embargo, en ocasiones, esta decisión puede convertirse en motivo de disgusto. ¿La razón? Hay niños que rechazan la idea de asistir a un campamento, bien por excesivo apego a la familia, por timidez… La cuestión radica en saber explicarles la parte buena de la historia y que consigan verlo como una oportunidad para divertirse y no como un castigo. Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del Departamento de Orientación del grupo Brains International Schools, nos explica estas y otras cuestiones sobre los campamentos de verano.


¿A qué edades es conveniente mandarlos a un campamento?

La edad ideal dependerá de cada niño, pero normalmente a partir de los 6-7 años los niños tienen suficiente autonomía como para afrontar este reto. Nos ayudará a tomar la decisión el hecho de si ha pasado previamente noches fuera de casa y lo ha superado bien. Por ejemplo, en casa de algún amiguito.

Todos los niños a esta edad han tenido que afrontar la adaptación al colegio y es fácil ver si han adquirido la seguridad necesaria para separarse de la familia y desarrollar las habilidades sociales y de autonomía requeridas para adaptarse ellos solos a un entorno diferente del de la familia. Para esta decisión será también un factor fundamental la actitud de confianza de los padres hacia su hijo y hacia esta experiencia. Entre otros, los miedos de los padres, sus dudas e inseguridades respecto a si su hijo estará bien, si han tomado la decisión correcta, si será un lugar seguro y estará en buenas manos van a condicionar su actitud, que se transmitirá al niño, contagiándole seguramente de estas dudas y este nerviosismo.

Lee también: Cómo ayudar a que los niños sean mentalmente fuertes

Imagen

¿Qué les aporta a los niños el hecho de ir a un campamento?

Independientemente del tipo de campamento, el niño va a desarrollar su autonomía personal, su capacidad para hacer cosas propias de la edad sin ayuda (vestirse, organizar su ropa y sus cosas, su higiene, hacer nuevos amigos e integrarse en un grupo). Y un mayor nivel de autonomía es necesaria para tener una buena autoestima y seguridad en uno mismo.

Además, va a tener una experiencia muy rica de socialización, haciendo nuevos amigos de fuera de su entorno conocido, desarrollando una gran variedad de destrezas y viviendo nuevas experiencias divirtiéndose. Van a desarrollar valores como la tolerancia, la amistad, el compartir, el trabajo en equipo, la participación en la comunidad, la creatividad o la responsabilidad

¿Qué tipos de campamentos hay?

Hay muchos tipos de campamentos que se adaptan a las necesidades e intereses de cada niño, para que estén a gusto y motivados: de idiomas, en la naturaleza (montaña o playa), deportivos, multi-aventura, musicales. Aunque también se pueden encontrar algunos muy específicos que desarrollan alguna temática muy concreta como danza e Incluso robótica. De hecho, Algunos de ellos ofrecen fórmulas combinadas: idioma y deportes, por ejemplo.

Los campamentos urbanos se caracterizan en que estas actividades se desarrollan durante el día, pero los niños vuelven a casa por la tarde. Es una fórmula que muchos padres eligen cuando llegan las vacaciones y no tienen con quién dejar a los niños mientras ellos trabajan, o como una primera experiencia antes de ir a campamentos con estancia fuera de casa.

¿Cuál es el más adecuado dependiendo de la edad del niño?

Más que de la edad dependerá del tipo de campamento y de si coincide con sus intereses y su nivel de autonomía. Para los más pequeños son ideales los campamentos urbanos, además de ser una buena preparación para el momento en que den el salto a pasar una o dos semanas fuera de casa.


Imagen


¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un campamento?

Dependiendo de la edad y de las necesidades del niño habrá que valorar la opción de campamento urbano o lejos de casa, así como la duración. Lo razonable es ir de menos a más. Después, buscar experiencias que puedan ser acordes a los intereses del niño y que además le ofrezcan oportunidades de desarrollar nuevas habilidades y competencias artísticas, deportivas, de superación, de conocimiento de la naturaleza, de comunicación e idioma, entre otras.

Lee también: 'Checklist' para elegir el mejor campamento para los niños este verano

Y lo más importante, que los padres confíen en las personas y en el proyecto que ofrecen. Para ello es conveniente asistir a las reuniones informativas para conocer aspectos en relación a las instalaciones, actividades y talleres, recursos, asistencia médica, alimentación, comunicación con las familias y seguridad, pero también sobre las personas que van a cuidar a su hijo y los valores que se promueven.

¿Cómo convencer a un niño de que mandarlo a un campamento es una buena idea?

Hay que hablarle de las cosas divertidas que va a encontrar, para lo cual es necesario que ese campamento elegido se adapte a sus gustos. También es bueno hablar de sus miedos, que pueden esconderse detrás de sus resistencias. Algunos de esos miedos pueden ser: no hacer amigos o el temor de ser rechazado, a estar triste y echarnos de menos, a tener que hacer cosas difíciles que no va a saber. Lo importante es ser positivos y confiar en que va a poder superarlo y encontrar soluciones, y que va a aprender mucho de esta experiencia y se va a sentir muy orgulloso de sus logros.

Además, hay que hacerle saber que no estará solo, porque los monitores estarán allí siempre disponibles para ayudarle si lo necesita. Podemos hablarle también de nuestras propias experiencias cuando fuimos a campamentos de niños, incluyendo algunos momentos difíciles que pudimos pasar y que superamos, teniendo finalmente una experiencia divertida y enriquecedora. Seguramente podemos recordar con él otras situaciones donde tampoco quería ir o le costó adaptarse pero que finalmente fueron positivas y le gustaron.

Contar con la compañía de un hermano o algún amigo o conocido puede ser un buen apoyo en un principio. También se puede negociar con el niño lo que hará después del campamento, como pasar algunos días en casa con los abuelos, y sobre todo preparar con él el tiempo en común que tendrán cuando puedan estar en vacaciones en familia.

Cuando a un niño le cuesta relacionarse con los demás, ¿un campamento de verano puede ser la solución?

Puede no ser la solución, pero sí una oportunidad para ir desarrollando nuevas habilidades sociales y de comunicación. Es muy importante informar de las características personales del niño a la organización del campamento para que haya un monitor responsable de darle el apoyo que necesite. También hay que elegir con cuidado el tipo de campamento. A veces este tipo de niños se sienten más cómodos en actividades en pequeño grupo o desarrollando actividades en las que se sienten más competentes y seguros. En cualquier caso, no conviene forzar y se puede optar por fórmulas más adaptables a sus características como son los talleres temáticos o los campamentos urbanos.

¿Dormir fuera de casa puede ser un motivo por el que se nieguen a ir a un campamento?

El rechazo a tener que dormir fuera de casa solo es una señal de las dificultades que un niño tiene de separarse de la familia. Puede haber distintas causas al rechazo a ir a un campamento.

Una puede ser la consecuencia de niños criados con estilos parentales sobreprotectores, que generan inseguridad y falta de autonomía, así como baja autoestima, lo que suele provocar el rechazo a situaciones nuevas que tienen que afrontar solos. Pero también puede ser una cuestión de personalidad: los niños tímidos e introvertidos pueden ser más reacios a estas actividades.

En estos casos es importante informarles con tiempo de nuestra idea de que vayan a un campamento este verano, involucrándoles en la elección del tipo de actividades que les pueden gustar más, y enfocándolo como algo positivo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 22, 2018 3:49 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Imagen


Estos consejos te ayudarán a vencer la inseguridad

¿Uno nace o se hace inseguro? ¿Qué acontecimientos de nuestra vida pueden provocarnos inseguridad? Hay maneras de vencerla y evitar que merme nuestra calidad de vida si nos impide tomar decisiones o crea desasosiego. Desgranar qué nos lleva a comportarnos así es el primer paso para superarla.


odos somos inseguros en algún momento de nuestra vida, sobre todo, si la tarea que vamos a realizar es nueva, o la decisión que vamos a tomar es trascendente. Sin embargo, hay personas que se sienten inseguras todo el tiempo y esto puede alterar su calidad de vida. De hecho, cuando se habla de 'personas inseguras' se hace referencia a aquellas que tienen falta confianza en sí mismas, y que ésta se manifiesta como un rasgo de su personalidad. Saber qué provoca este comportamiento, por qué, cómo superarlo y cuándo pedir ayuda a un experto, nos facilitará el camino para vencerla.


Lee: 10 claves para trabajar y mejorar tu autoestima

¿Soy insegura?

El rasgo más común de una persona con problemas de seguridad en sí misma es la falta de capacidad para tomar decisiones. La vacicilación, el desasosiego, el arrepentimiento, la divagación, el cambio de opinión suele ser común en estos individuos.

Hay otros rasgos que pueden delatar inseguridad. Por ejemplo, "sonrojarse, tartamudear, dudar permanentemente, re-asegurarse, buscar la aprobación de los demás, no dejar ni un cabo suelto.... La evitación también se asocia a personas inseguras. Esto se debe a una mala gestión de dicha inseguridad", indica el psicólogo Jesús Matos.

Por ejemplo, un inseguro que tiene que exponer un tema ante sus compañeros o ante una audiencia, repasará una y otra vez la materia para evitar dudar o no conocer las respuestas. Pero también puede darse el caso contrario. Es decir, que evite hablar en público. En este caso, "estaríamos ante dos problemas: la propia inseguridad y la mala gestión de su emoción", alerta Matos.

Lee: Cómo confiar más en uno mismo

¿Qué nos vuelve inseguros?

El carácter inseguro suele deberse a una combinación de factores genéticos y ambientales. Y "todo ello tiene que ver con nuestro esquema cognitivo, es decir, nuestras creencias", indica Matos. Estas se van creando en base a nuestro aprendizaje, lo que percibimos de nuestro entorno y nuestra propia vida.

Por ejemplo, la personalidad insegura es más frecuente entre los niños (y después adultos) que han vivido en relativo aislamiento, así como aquellos que han estado muy protegidos por sus padres. En este último caso, a estos individuos les costará más tomar decisiones porque sus padres, en la mayoría de los casos, las habrán tomado por ellos. Además, los progenitores pueden infundir en ellos sus propias inseguridades así como temores, y los pequeños se sentirán angustiados y llenos de dudas a la hora de tomar una decisión. Esto es algo que arrastrarán en su madurez.

Otras veces, la inseguridad puede proceder de sentimientos o complejos de inferioridad. Por ejemplo, "en una familia en la que se critica o se saca a la luz los defectos o las equivocaciones de algún miembro, hay más probabilidad de que los niños crezcan inseguros", señala el experto. Ocurre lo mismo en la relaciones de pareja así como entre amigos y compañeros. Si uno de los miembros ejerce un ‘dominio’ sobre el otro y menosprecia, también pueden provocar una baja autoestima y, por lo tanto, más inseguridad.

Las redes sociales, por el contrario, no nos vuelven más inseguros. De hecho, pueden ayudarnos a exponernos a situaciones que, de otro modo, evitaríamos. Sin embargo, también pueden convertirse en un arma de doble filo y pueden alimentar la inseguridad de aquellas personas que ya lo son. De hecho, muchas personas las utilizen para no tener que enfrentarse cara a cara a situaciones o personas, ya que internet les permite expresar sus emociones y sentimientos bajo el anonimato.

Lee: Resiliencia: el secreto de las personas felices

¿Falsa seguridad?

Es muy frecuente en nuestra sociedad y seguro que todos conoceremos algún caso en la oficina o en nuestro círculo de amistades. Se trata de personas que se esconden bajo un disfraz de autoconfianza. Esto es debido a que utilizan mecanismos psicológicos de denfensa y se convierten en personas exageradamente seguras, de aspecto autosuficiente y arrogante. Sin embargo, cuando se les conoce en profundidad se descubre que esconden una gran inseguridad.

"El problema es que pueden no ser conscientes de ello. En estos casos, la ansiedad que acompaña a sus gestos puede ser un gesto delatador", indica Jesús Matos.

Lee: ¿Ser felices depende de nosotros o de nuestros genes?

Imagen

¿Se puede vencer?

Por supuesto. Aunque la educación que hemos recibido, sobre todo en la última infancia y adolescencia, marcará nuestro nivel de seguridad, podemos modificar nuestra conducta y volvernos más seguros. Estas son las claves para ello:
•No a las conductas de evitación. Excepto aquello que suponga un peligro para nuestra integridad y nuestra vida, debemos afrontar nuestra realidad y todo aquello que nos suceda.
•Piensa en positivo. Es muy probable que en nuestro día a día no ocurra ninguna catástrofe y que todo aquello que nos produce inquietud podamos superarlo si evitamos los pensamientos negativos.
•Adquirir competencias. ¿Pánico a hablar en público? Aprende a hacerlo. Podemos recurrir a expertos que nos enseñen cuáles son las mejores estrategias para desenvolvernos adecuadamente cuando tengamos que enfrentarnos a un público.
•Inundación. Se trata de la exposición a esa situación que genera inseguridad. Esta puede ser drástica o se puede llevar a cabo de forma progresiva. Lo mejor es que busques la ayuda de un profesional.

¿Voy a necesitar un psicólogo?

Si la inseguridad afecta a tu calidad de vida y a tu día a día, es aconsejable consultar con un especialista para que pueda ayudarte. Por un lado, porque la inseguridad puede conducir a la pasividad y a rechazar oportunidades o tareas que comporten responsabilidad y riesgo. También puede crear una fuerte dependencia hacia los demás.

Por otro lado, en ocasiones, la falta de seguridad puede estar relacionada con otros trastornos como la depresión, anorexia y otras enfermedades que es necesario que el especialista valore y diagnostique.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EDUCACION Y OTROS TEMAS
NotaPublicado: Mar May 22, 2018 3:52 pm 
Desconectado
Forista
Forista
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Mar 17, 2007 12:48 am
Mensajes: 31500
Imagen


Si tu perro destroza la casa cuando te vas podría sufrir ansiedad

La ansiedad por separación es un problema muy común en los perros, genéticamente, animales que necesitan estar en manada. Podemos prevenirla y tratarla si no es grave. Si el perro manifiesta mucho estrés, es recomendable pedir ayuda a un especialista en comportamiento canino.


uando adoptamos una mascota contraemos también una responsabilidad que va más allá de los cuidados más básicos como pueden ser cobijo y alimentación. Estamos obligados también a proporcionarle bienestar. Y esto incluye atender a su estado mental y tratar de ayudarle a superar problemas como la ansiedad por separación. Y es que este trastorno del comportamiento, que se da fundamentalmente en perros, no solo causa estrés a los propietarios de la mascota o a sus vecinos, ellos también sufren. Por ello, es fundamental averiguar cuál es la causa y cómo se puede abordar.


Lee: 10 preguntas que debes hacerte antes de tener un perro

¿Qué es la ansiedad por separación?

Se trata de un problema muy común. Se estima que afecta a un 15% de los perros ya que, genéticamente, están preparados para vivir en manada y no separarse de ella. Cuando esto ocurre, el animal siente ansiedad que no desaparece hasta que los miembros de la familia y, en especial, el 'guía' llega a casa. Según el grado de estrés que experimente, puede manifestarlo ladrando, aúllando, destrozando muebles, haciéndose pis, defecando y/o salivando.

Todos estos síntomas pueden desencadenarse desde el mismo momento en que el dueño sale por la puerta o al cabo de unos minutos. También puede ocurrir cuando se supone que los dueños ya deberíamos estár en casa pero nos retrasamos. Por ejemplo, si la hora de llegada suele darse en torno a las 14 horas y aún no hemos llegado, el animal puede empezar a manifestar su estrés y ansiedad.

"El perro es un animal altamente social. es capaz de formar un vínculo muy fuerte con la especie humana, por lo que se podría decir que su tendencia natural sería considerar la separación del grupo como una situación antinatural o negativa", explica la veterinaria y especialista en etología, Gemma López Aguado, de Kivet Sant Pere de Ribes en Barcelona, centro colaborador de Kiwoko.

Lee: Beneficios de una mascota en casa

Teniendo esto en cuenta, los principales factores predisponentes a la ansiedad por separación en perros son:
•Apego excesivo hacia su propietario o familia. Algunos perros crean una dependencia demasiado fuerte. Seguir al dueño, solicitar atención y contacto físico continuado suelen ser algunas de las conductas típicas de estas mascotas.
•Destete precoz y experiencias traumáticas durante las primeras semanas de vida del animal. Los cachorros que son separados antes de las 8 semanas de edad, cuando la madre no les ha podido enseñar todavía a gestionar la separación, pueden manifestar esta ansiedad.
•Experiencias negativas durante alguna ausencia del propietario. Por ejemplo, ruidos de tormenta, petardos... En definitiva, sustos en los que desarrollan fobia a quedarse solos en un futuro.
•Cambios en el entorno del animal. Cambios de horarios de trabajo de los propietarios, regreso al trabajo después de una baja laboral, mudanzas, llegada de un nuevo miembro a la familia o desaparición de alguno, ya sea humano canino o felino.

Lee: Viajar con mascotas: consejos y requisitos

¿Qué debemos hacer para tratarla?

Lo ideal es prevenirla desde cachorros haciendo salidas graduales y tratando de mostrar al animal que siempre volveremos y que no es algo que vaya a perjudicarle. Pero no siempre es posible atajarla antes de que aparezca y habrá que tratarla. Hay que tener en cuenta que la ansiedad por separación es un problema que requiere paciencia y es necesaria la implicación de toda la familia. La veterinaria Gemma López recomienda seguir los siguientes pasos:
•Entender la raíz del problema. Hay que comprender que el animal no actúa de un modo rencoroso, desobediente o de castigo hacia nosotros por haberlo dejado solo. Su conducta responde a un estado anímico de ansiedad y que, por tanto, sus actos son involuntarios y van encaminados a librarse de esa ansiedad.
•Modificar el entorno. Establecer una rutina y hábitos de paseos rigurosos, así como medidas para entretener y estimular, sobretodo mentalmente al animal, a base de juego y ejercicio físico suficiente, adaptado a la necesidad de cada animal.
•Terapia de modificación de conducta. Es el pilar del tratamiento. Consiste en enseñar al perro a permanecer solo de manera relajada. Se recrean una serie de salidas ficticias a las que asociamos una situación agradable para el animal. De manera muy gradual, el animal va tolerando permanecer solo, ya que aprende que no se trata de una situación negativa para él.
•Feromonoterapia. Se trata de acompañar la terapia con productos a base de feromonas apaciguadoras y otros relajantes, orientados a reducir los niveles de ansiedad en el perro. No son fármacos y por lo tanto no tienen contraindicaciones. Pero es aconsejable utilizarlo con el consejo de un veterinario y leerse el prospecto.
•Terapia con psicofármacos. En ocasiones en los que al animal sufre ansiedad muy intensa, es necesario medicar para conseguir reducir los niveles y permitir el aprendizaje. La terapia farmacológica no sustituye al resto de estrategias, siempre debe ser complementaria al tratamiento de modificación de conducta y debe llevarse a cabo por un veterinario etólogo clínico.

Lee: Tu mejor terapeuta puede tener cuatro patas

¿Qué puede empeorar la situación?

Al igual que podemos adoptar estrategias que pueden llegar a erradicar este problema, algunas reacciones o costumbres de los propios dueños que no harán más que empeorar la situación por tanto, hay que cambiarlas en beneficio de nuestra mascota. Por ejemplo:
•No castigues. Si al llegar a casa encontramos destrozos o que se ha hecho pis y caca, no hay que castigarle porque no sabe qué está pasando. De hecho, aunque el animal adopte una postura de sumisión para intentar apaciguar al propietario y lo interpretemos como una señal de culpabilidad, no comprende por qué se le riñe. Además, es muy importante entender que el perro no actúa por venganza.
•No le ignores. Aunque algunas teorías defiendan ignorar al animal cuando se llega a casa, no es necesario hacerlo por completo. En algunos animales puede generar todavía más estrés el hecho de buscar, de manera desesperada, nuestra atención y no obtenerla. Lo más recomendable es saludar de forma tranquila, para que el perro entienda que ya lo hemos visto, que no necesita reclamar más nuestra atención, pero que le prestaremos más atención cuando esté más relajado.
•Hagas lo que hagas, sabe que te vas. No es necesario reducir las señales que le indican al animal que voy a salir de casa. Comúnmente se ha recomendado “engañar” al perro cogiendo las llaves o poniéndonos el abrigo cuando no vamos a salir de casa para romper la asociación que hace de abrigo + llaves = me voy a quedar solo. Sin embargo, aunque eliminemos algunas asociaciones, el animal siempre acaba aprendiendo otras y siempre sabrá cuándo nos vamos a ir.

Por lo tanto, las tendencias actuales recomiendan hacer todo lo contrario. "Se aconseja ser más predecibles y enviar señales o pistas que le permitan anticipar que nos vamos a ir, incluso incluir otras más claras. Se ha demostrado, que poder predecir una situación desagradable reduce los niveles de estrés", señala la experta. "Si sabes que algo malo va a ocurrir, es menos estresante saber al menos cuándo va a suceder, lo que permite, en cierta manera, adaptarte o anticiparte a la situación", añade.

Imagen

Lee: Si tienes una mascota, irás menos al médico

Juguetes y complementos

La educación, la terapia y corregir algunos de nuestras costumbres puede ayudar al animal a reducir su nivel de estrés y, en definitiva, a sentirse mejor. Pero además, podemos servirnos de ayuda extra. En la actualidad, disponemos de juguetes y complementos que pueden ayudarnos a vencer la ansiedad por separación de nuestra mascota. Por ejemplo, podemos echar mano de "juguetes interactivos, es decir objetos que podemos rellenar con comida (tipo Kong), huesos para que mastique, o juegos de olfato de búsqueda de comida en los que el animal deba utilizar su ingenio para poder obtener el premio. Además estará un buen rato entretenido", aconseja la especialista.

Sin embargo, en muchas ocasiones "este tipo de actividades sirven más como prevención del desarrollo de ansiedad por separación y como parte de su enriquecimiento del entorno que como ayuda en el momento de quedarse solo, ya que según el grado de ansiedad, mucho animales dejan de comer en estas circunstancias", señala. Por ello, si el problema persiste y no conseguimos reducir su nivel de estrés con la pautas anteriore, lo más conveniente es que se acuda lo antes posible al veterinario para no agravar la situación.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 614 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 27, 28, 29, 30, 31


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
 Bienvenida.
Content inhere...
ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more
 Reloj
 Login
Identificarse
Nombre de Usuario:

Registrarse
Contraseña:

Olvidé mi contraseña
Identificarse automáticamente en cada visita
Ocultar mi estado de conexión en esta sesión

Para autenticarse debe estar registrado. Registrarse tomará solo unos pocos segundos y le permitirá un amplio acceso al sistema. La Administración del Sitio puede además otorgar permisos adicionales a los usuarios registrados. Antes de identificarse asegúrese de estar familiarizado con nuestros términos de uso y políticas relacionadas. Por favor lea las reglas de los foros mientras navega por el Sitio.

Condiciones de uso | Política de privacidad

 Usuarios On Line
Total:5

Registrados:0
Ocultos:0
Invitados:5
La mayor cantidad de usuarios identificados fue 114 el Dom Nov 13, 2016 2:26 pm

 
Referencia: Administradores, Moderadores globales
 
Ultimas 5 Visitas Usuarios Registrados:
 
 Imàgenes.
Content inhere...
ImageChef Word Mosaic - ImageChef.com Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic
 Yooooooooooo...
 para subir imagenes
NotaVie Sep 01, 2017 1:20 pm
VIDENTES Y OTROS TEMAS...........

Enviado: natacha

NotaDom Oct 19, 2014 11:56 am
MUSICA DE TODOS LOS TIEMPOS

Enviado: natacha

NotaDom Feb 25, 2018 12:58 pm
RECETAS DE COCINA

Enviado: natacha

NotaDom Jun 25, 2017 5:42 pm
PAISES CIUDADES SITIOS DIFERENTES.........

Enviado: natacha

NotaMar Mar 07, 2017 2:17 pm
FRASES Y PENSAMIENTOS

Enviado: natacha

NotaVie Nov 18, 2016 11:40 am
LA PALABRA DIARIA

Enviado: natacha

NotaJue May 10, 2018 12:32 pm
EL PAN DIARIO............

Enviado: natacha

NotaSab Abr 22, 2017 4:08 pm
CINES Y DOCUMENTALES

Enviado: natacha

NotaJue Nov 16, 2017 2:09 pm
ARTE Y CULTURA Y OTROS TEMAS

Enviado: natacha

NotaVie May 25, 2018 11:52 am
PLANTAS, MANUALIDADES ......

Enviado: natacha




cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
DivineBlack by Darthorx Updated by phpBBservice.nl
Base de datos de MODs :: Resetear bloques
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Portal XL 5.0 ~ Plain 0.2
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro